Cómo mantener la seguridad de los alimentos con el control automatizado de la temperatura

Cada año, se estima que 48 millones de personas en los Estados Unidos se intoxican con alimentos. Casi 130.000 son hospitalizadas y 3.000 mueren, según los CDC1 . Al menos algunos de esos incidentes son el resultado de la mala seguridad de los alimentos en los restaurantes, y muchos de ellos podrían haberse evitado mediante el control automatizado de la temperatura.

Todo restaurador conoce las precauciones básicas: eliminar la contaminación cruzada, controlar los alérgenos, exterminar las plagas y practicar una buena higiene. También saben que el control de la temperatura encabeza la lista de prioridades de seguridad alimentaria, y que el control preciso de la temperatura es la única manera de eliminar los caldos de cultivo para las bacterias.

Desafortunadamente, es más fácil decirlo que hacerlo. Entre gerentes ocupados, empleados cansados, listas complicadas y portapapeles mal colocados, el control preciso de la temperatura puede parecer difícil de alcanzar.

Para minimizar los errores y reducir los riesgos, los restaurantes están recurriendo a la vigilancia automatizada de la temperatura de los alimentos, gracias a una tecnología de vanguardia. Aquí hay cinco maneras en que un sistema de temperatura de vanguardia, que cumple con el HACCP, lleva la seguridad de los alimentos al siguiente nivel.

Acceder a datos fiables en cualquier momento y lugar .

Los días de los controles manuales han terminado. Hoy en día, se pueden colocar sensores inalámbricos dentro de áreas clave como refrigeradores y congeladores. Los sensores monitorean automáticamente la temperatura y generan un registro digital de la temperatura de los alimentos. Como los datos se almacenan en la nube, los responsables pueden acceder a ellos en cualquier momento, desde cualquier lugar del mundo, con sólo echar un vistazo a sus teléfonos inteligentes o tabletas.

Ya no hay que esperar a las lecturas de temperatura.

No tienes que esperar a que un empleado haga un repaso para obtener los últimos datos. Ya sea que esté en la trastienda o de vacaciones en las Bermudas, un sistema de monitoreo inteligente le permite hacer un seguimiento de todas las temperaturas en tiempo real, para que pueda estar seguro de los protocolos de seguridad de sus instalaciones.

Recibe alertas instantáneas para que puedas cortar de raíz cualquier problema.

El sistema automatizado de vigilancia de la temperatura también envía advertencias en tiempo real si la temperatura cae fuera de un determinado rango especificado. Reciba sus alertas por correo electrónico, mensaje de texto o teléfono. Sabrás en qué momento la temperatura baja demasiado o sube demasiado. Eso le permite corregir el problema instantáneamente antes de que el calor o las heladas destruyan sus productos perecederos.

Sáltese el factor de error humano.

Los empleados son falibles. Pueden malinterpretar las temperaturas, hacer errores tipográficos, perder una inspección, o incluso falsificar datos. Cuando automatiza el proceso, reduce las probabilidades de que un error humano lleve a un desastre alimentario. Eso significa que obtienes números confiables todo el tiempo, en lugar de parte del tiempo.

Asegurar un cumplimiento más sólido en cada paso.

Los restaurantes no lo tienen fácil. Deben mantener el cumplimiento del HACCP en cada paso del proceso, desde la entrega hasta el almacenamiento, desde la preparación hasta el servicio. Armados con capacidades de monitoreo en tiempo real, alertas instantáneas, informes a prueba de humanos y datos con sello de tiempo, los dueños y gerentes de negocios pueden asegurarse de que nunca se desvíen de las estrictas regulaciones y normas de seguridad.

¿Quieres saber más sobre cómo funciona? Consiga sus respuestas aquí.

Fuente

  1. https://www.cdc.gov/foodborneburden/estimates-overview.html

Leave a Comment!