Subcontratar auditorías internas: Lo que necesita saber

El proceso de auditoría interna es esencial para cualquier organización que pretenda mantener y mejorar su(s) sistema(s) de gestión. Sin embargo, lograr un proceso de auditoría interna eficaz puede ser un desafío, especialmente para las organizaciones pequeñas y medianas.

Las auditorías deben ser realizadas por auditores capacitados y cualificados con un conocimiento suficiente de la norma que se utiliza para garantizar la independencia y la objetividad. Algunas organizaciones no tienen el tiempo ni el presupuesto para capacitar a los trabajadores existentes para que se conviertan en sus auditores internos o para emplear a alguien con los conocimientos necesarios para realizar estas auditorías.

Para esas organizaciones, la contratación de sus auditorías internas es una opción viable. Algunos de los beneficios que las organizaciones pueden obtener al hacerlo son:

  • Asegurar la independencia. Es probable que la independencia aumente cuando el auditor no pertenezca a la organización. En algunos casos, cuando existe una relación estrecha entre los auditores y las entidades fiscalizadas, la independencia y la objetividad pueden verse comprometidas.
  • Asegurar el conocimiento y las habilidades. La mayoría de los auditores de organizaciones externas tienen años de capacitación y experiencia. Estos auditores no sólo tienen las habilidades técnicas, sino que también siguen estrictas pautas éticas.
  • Reducir los costos. Emplear a un experto para realizar las auditorías internas de la organización puede ser costoso. La contratación externa reducirá el costo general de las auditorías internas.
  • Asegurar un conocimiento actualizado. Como cualquier otro mercado, el mercado de la auditoría interna es competitivo. Esto lleva a las organizaciones de auditoría a ser más eficientes y a mejorar constantemente los servicios que ofrecen, lo que beneficia a la organización que está siendo auditada.
  • Uso eficiente del tiempo. Las auditorías internas consumen mucho tiempo. Cuando se subcontratan, la administración tiene más tiempo para centrarse en las actividades básicas de su negocio.
  • Disminuir el riesgo de perturbar la auditoría interna. Si una organización depende de una persona para realizar las auditorías internas, se crea una dependencia de esa persona, lo que aumenta la vulnerabilidad del proceso. Este riesgo se reduce cuando el proceso se subcontrata.

La subcontratación de las auditorías internas es una opción que deberían considerar las organizaciones pequeñas y medianas. Sin embargo, cada organización tiene sus necesidades y circunstancias particulares y deberían evaluar si les convendría más subcontratar las auditorías internas o crear su propio equipo de auditoría.

Hay muchas organizaciones que ofrecen servicios de auditoría, y elegir una es una decisión que no debe tomarse a la ligera. El tiempo que se dedique a elegir la correcta asegurará una auditoría independiente y objetiva que contribuirá a mejorar el sistema o sistemas de gestión de la organización.

Leave a Comment!