Pensamiento basado en el riesgo

El pensamiento basado en el riesgo se refiere a pensar por adelantado en una situación (como en una partida de ajedrez) para considerar las amenazas y las oportunidades y sus posibles efectos en un objetivo específico, a fin de tomar las medidas necesarias que nos permitan mantener o mejorar los resultados deseados. El pensamiento basado en el riesgo lo hace todo el mundo automáticamente y en la mayoría de los casos, ni siquiera somos conscientes de ello.

Para una organización, el pensamiento basado en el riesgo asegura que el riesgo sea considerado desde el principio y a lo largo de un proceso, proyecto, plan o cualquier decisión estratégica . Muchos consideran el riesgo en un sentido negativo; sin embargo, el pensamiento basado en el riesgo también puede ayudar a a identificar oportunidades , que pueden ser consideradas como el lado positivo del riesgo . Al adoptar un enfoque de pensamiento basado en el riesgo, una organización se vuelve proactiva en lugar de puramente reactiva , previniendo o reduciendo los efectos no deseados y promoviendo la mejora continua.

Las organizaciones necesitan comprender el nivel general de riesgo incorporado en sus procesos y actividades . Para todos los tipos de organizaciones, es necesario comprender los riesgos que conlleva el logro de los objetivos y la obtención de los resultados deseados . Esto ayuda a los directivos a decidir cómo minimizarán los efectos de las situaciones indeseables y también cómo maximizar los beneficios de cualquier oportunidad .

Por lo tanto, el pensamiento basado en el riesgo:

  • Establece una cultura proactiva de mejora.
  • Asegura la consistencia de la calidad de los bienes o servicios.
  • Construye una fuerte base de conocimiento.
  • Mejora proactivamente la eficiencia operacional y la gobernanza.
  • Mejora el rendimiento y la capacidad de recuperación del sistema de gestión.
  • Mejora la confianza y la satisfacción del cliente.
  • Fomenta la confianza de los interesados en el uso de técnicas de riesgo.
  • Permite a las organizaciones aplicar controles del sistema de gestión para analizar el riesgo y minimizar las pérdidas.
  • Permite a las organizaciones responder al cambio de manera eficaz y proteger su negocio a medida que crece.

El dominio del pensamiento basado en el riesgo permitirá a cualquier organización comprender plenamente su situación actual, identificar los riesgos y oportunidades y gestionarlos eficazmente. Cuando se considera un enfoque de pensamiento basado en el riesgo en toda una organización , la probabilidad de alcanzar los objetivos definidos aumenta, y los resultados tienen más probabilidades de ser consistentes y duraderos. Además, con este enfoque, los clientes pueden estar seguros de que recibirán el producto o servicio esperado en el momento y lugar adecuados.

Leave a Comment!