Medición del rendimiento de los proveedores

Las organizaciones que han contratado trabajos, servicios o bienes de un proveedor deben tener una forma de saber si lo que están recibiendo es lo que han pagado. La medición del desempeño de los proveedores es una buena práctica común que muchas organizaciones aplican con el fin de identificar en qué medida el proveedor está cumpliendo sus obligaciones, facilitar la mejora del desempeño y mejorar las relaciones entre ambas partes.

Hay muchas herramientas y técnicas para medir el rendimiento de los proveedores . Este proceso requiere tiempo y recursos, y las organizaciones deben considerar cuidadosamente qué método se adapta mejor a sus circunstancias y necesidades. A continuación se describen brevemente los principales factores que deben tenerse en cuenta al llevar a cabo este proceso.

Determinar qué es un buen rendimiento

El primer paso para medir el rendimiento es determinar qué actividades son críticas para el éxito del contrato y cuáles son las características de un buen rendimiento del proveedor. A partir de esta comprensión de las dimensiones de un buen desempeño, deben desarrollarse los Indicadores Clave de Desempeño (KPI).

Desarrollar KPIs

Los KPIs deben cumplir los siguientes criterios:

  • Completitud: todos los aspectos significativos de los bienes/servicios deben incluirse en la medición del rendimiento.
  • Claridad: ambas partes deben tener una clara comprensión de las medidas de rendimiento que se utilizarán.
  • Medibilidad: Los requisitos de rendimiento deben expresarse en términos mensurables y deben basarse en datos que sea posible reunir.
  • Enfoque: Las especificaciones deben centrarse en los objetivos de adquisición del organismo (que se traducen en productos y resultados), no en los procesos.

Algunos de los aspectos del contrato que se suelen medir son:

  • Entrega a tiempo.
  • Cantidad correcta.
  • Número de quejas de los clientes.
  • Costo del producto/servicio.
  • Calidad del servicio/producto (en los términos acordados).

Determinar el enfoque de medición a utilizar

Hay muchos enfoques para medir el rendimiento de los proveedores. Algunos son más complejos que otros y todos tienen sus ventajas y desventajas. A continuación se mencionarán algunos de los enfoques más utilizados:

  • Sistema categórico: este método es fácil de usar pero es subjetivo. Los aspectos que se miden se ponderan por igual y se basa en la percepción de una persona sobre el rendimiento y no en datos cuantitativos.
  • Método del punto de pesaje: este método asigna un peso a cada aspecto que se mide en función de su importancia. Se considera un método fiable y flexible.
  • Sistema basado en los costos: Con este método es posible cuantificar los costos adicionales en que se incurre si un proveedor no cumple con las expectativas. Se trata de un método muy objetivo pero complejo.

Este proceso suele ser largo para muchas organizaciones, especialmente para las que tienen un gran número de proveedores a lo largo de su cadena de suministro. Un proceso bien llevado a cabo garantizará resultados útiles y objetivos que servirán para mejorar el rendimiento y las relaciones comerciales entre una organización y su(s) proveedor(es).

Leave a Comment!