¿Cuál es la importancia de la certificación acreditada?

Las organizaciones pasan por mucho trabajo, tiempo y esfuerzo para implementar sistemas de gestión como ISO 9001, ISO 14001 y muchos otros. Estos sistemas de gestión se implementan y certifican por muchas razones, y una de ellas es el reconocimiento. Las organizaciones quieren que sus clientes, consumidores y otras partes interesadas reconozcan que sus sistemas de gestión siguen normas específicas y cumplen con ciertos requisitos.

Cuando un organismo de certificación está acreditado, significa que un organismo de acreditación ha verificado que sigue una serie de normas y requisitos que garantizan que su servicio es imparcial, coherente, fiable y reconocido internacionalmente. Estos controles estrictos y regulares a los que se someten los organismos de certificación proporcionan confianza y credibilidad a la certificación. Así pues, la certificación acreditada puede proporcionar a los clientes, los consumidores, los reguladores y otras partes interesadas la confianza de que la organización está cumpliendo la norma, el código de conducta o el requisito específico.

Además de contar con una certificación reconocida por todas las partes interesadas de una organización, existen otros beneficios de la certificación acreditada. Éstos son:

Asegura la competencia

La acreditación puede garantizar que el organismo de certificación sea competente para evaluar normas específicas. Las organizaciones desean asegurarse de que los auditores son conocedores, experimentados y que pueden proporcionar una evaluación imparcial en el sistema de gestión que se está certificando.

Proporciona legitimidad

Esta legitimidad se basa en la participación y el reconocimiento de las autoridades públicas en la estructura del organismo de acreditación, que sigue una estricta normativa internacional.

Asegura la igualdad de criterios

Las comprobaciones periódicas del organismo de certificación pueden garantizar que a lo largo de los años el sistema de gestión de la organización se evaluará con los mismos criterios. Esta igualdad de criterios ayudará a la madurez del sistema de gestión, apoyando su mejora continua, la innovación y el prestigio interno. También puede ayudar a las organizaciones a centrarse en el logro de los objetivos propuestos.

Reduce los riesgos

Las organizaciones dependen del resultado de la evaluación de su organismo de certificación para tomar decisiones importantes con respecto a su sistema de gestión. Por lo tanto, reduce la probabilidad de tomar malas decisiones con respecto al sistema de gestión y de asignar mal los recursos.

En general, con la certificación acreditada es posible asegurar el cumplimiento legal, garantizar evaluaciones objetivas e imparciales, asegurar la confianza y la credibilidad ante las partes interesadas, centrarse en actividades que añaden valor, centrarse en lo que es importante para los intereses de la organización y mejorar la evaluación del sistema de gestión que, en consecuencia, apoyará la toma de decisiones.

Estas son las principales razones para elegir la certificación acreditada, sin embargo, podría haber otras. Podría darse el caso de que un cliente o un organismo regulador requiera que una organización tenga una certificación acreditada. Así pues, antes de elegir, las organizaciones deben considerar los beneficios mencionados y cualquier otro que pueda aplicarse a su situación particular y a sus objetivos específicos.

Hay muchos Registradores acreditados que figuran en el Directorio de Registradores Actualizados de la ISO. Aquí hay uno bueno:

Leave a Comment!