Comprensión de los planes estratégicos de gestión de activos mediante el uso de ISO 55001

Entendiendo la ISO 55001

La ISO 55001 establece los requisitos previos para un sistema de gestión de activos. Proporciona un marco para el establecimiento y la regulación de los objetivos, políticas, procesos, gobiernos e instalaciones que intervienen en la consecución de las metas y objetivos de cualquier organización. La norma destaca la necesidad de contar con un sistema de gestión.

La norma ISO 55001 no incluye ni especifica ninguna necesidad financiera, técnica o contable para la gestión de diversos tipos de activos.

La norma ISO 55001 utiliza un sistema organizado y eficaz para impulsar la mejora continua y la creación de valor.

Esto es posible mediante una gestión eficaz de todos los activos y los costos, riesgos y rendimientos relacionados con esos activos.

La ISO 55001 se complementa con las otras dos adiciones en esta categoría, a saber, la ISO 55002 y la 55000. Proporcionan los principios, las perspectivas generales, la aplicación, la orientación y la terminología.

Importancia de la ISO 55001

La comprensión y el cumplimiento de la norma ISO 55001 puede proporcionar apoyo a las organizaciones que desean una cultura más proactiva y quieren mejorar constantemente la eficiencia y la eficacia de su organización creando el máximo valor de sus activos.

La norma ISO 55001 también demuestra el compromiso de gestionar y optimizar los costos, los riesgos y los resultados a todas las partes interesadas.

Como la ISO 55001 es una norma reconocida mundialmente, proporciona a las organizaciones de todo el mundo un lenguaje común y un marco que es coherente y está en consonancia con otras normas de gestión. Esto permite una cooperación y alianza sin fisuras entre los diferentes departamentos de una organización.

Principales beneficios de cumplir con la ISO 55001

1. Rendimiento óptimo

Este sistema de gestión permite a las organizaciones administrar sus oportunidades y activos a largo y corto plazo, con eficacia y eficiencia. De esta manera, pueden cumplir o incluso superar sus expectativas de rendimiento y ser más responsables socialmente.

2. Mejora de los costos

Un sistema eficaz de gestión de sistemas como el ISO 55001, mejora el retorno de la inversión de la organización y reduce los costos operacionales. Todo esto se logra sin afectar el desempeño de la organización o sacrificar sus valores y compromisos.

3. Mejor gestión de los riesgos

Al examinar periódicamente diversos procedimientos y procesos operacionales y al administrar los activos, la organización puede adoptar decisiones más inteligentes y reducir los riesgos que conlleva.

4. Asegurar la mejora y el crecimiento de los negocios

Un sistema eficaz de gestión de los activos fomenta el crecimiento y la mejora en todos los sectores de la organización y facilita la coordinación interdepartamental. De este modo, se mejora la comunicación y la comprensión de los objetivos y valores de la organización.

5. Toma de decisiones efectiva

Cuando todos los activos se gestionan eficazmente y se optimizan para que se ajusten a otras normas de gestión y a las metas y objetivos de la organización, entonces el grupo de estudio de la organización puede adoptar decisiones más eficaces y prácticas que aumenten aún más la probabilidad de alcanzar los objetivos.

6. Inspira confianza en los interesados y mejora la reputación de la organización

El cumplimiento de la norma ISO 55001 demuestra a los interesados internos y externos que la organización se toma en serio la gestión de los activos y se compromete a mejorar el rendimiento.

¿Para quién es?

La gestión de los activos es algo que toda organización debe considerar prioritario. Es lo que ayuda a la organización a optimizar el rendimiento, racionalizar la producción y el funcionamiento, asegurar el crecimiento continuo y ayudarles a ser más proactivos y responsables socialmente. Por lo tanto, la ISO 55001 es poco menos que un elemento básico para cada organización

Leave a Comment!