¿Cómo puede la gestión de la calidad total mejorar la eficacia de la organización?

El entorno organizativo actual está lleno de cambios constantes y rápidos; la tecnología cambia en un abrir y cerrar de ojos, la competencia es cada vez mayor y los clientes exigen mayor calidad y menores costes. Para adaptarse a estos cambios y seguir cumpliendo sus objetivos, las organizaciones necesitan ser eficientes . La eficiencia requiere un enfoque global y no puede alcanzarse centrándose en un proceso particular, o en un área específica dentro de una organización. Pero, ¿cómo puede la gestión de la calidad total mejorar la eficacia de una organización?

¿Qué es la gestión de calidad total?

Gestión de Calidad Total: una filosofía empresarial que se centra en la satisfacción del cliente y se basa en el entendimiento de que es necesario prestar mucha atención a los empleados para lograr la eficiencia dentro de una organización.

La gestión de la calidad total está orientada a crear una conciencia de la calidad en toda la organización, y considera tanto los procesos de la organización como los empleados como un aspecto integral de la capacidad de mejora de la calidad de una organización.

La gestión de la calidad total promueve el compromiso, la participación, la cooperación y el mejoramiento continuo dentro de las organizaciones. Debido a que cada empleado y cada proceso es importante para lograr la eficacia de la organización, la Gestión de la Calidad Total puede ayudar en este asunto mediante la potenciación de todos los empleados y haciendo a todos responsables de cumplir con las expectativas de los clientes internos y externos.

Todos los empleados, independientemente de su función dentro de la organización, pueden mejorar la calidad dentro de sus procesos .

La gestión de la calidad total también puede ayudar a las organizaciones a lograr la eficacia, fomentando un enfoque dinámico de la mejora de la calidad. Pueden producirse variaciones en los procesos que pueden alterar negativamente los resultados deseados.

Estas variaciones deben ser detectadas, comunicadas y abordadas con prontitud para evitar desviaciones de los objetivos propuestos. Por lo tanto, la gestión de la calidad total, al fomentar el trabajo en equipo y habilitar a los empleados para que tomen decisiones, puede facilitar una buena comunicación y una respuesta eficaz dentro y entre las diferentes unidades funcionales de una organización.

La eficacia de la organización se logra mediante el logro de objetivos comunes . Dado que las expectativas de los clientes internos y externos impulsan los procesos de la organización, al cumplir y superar estas expectativas, las organizaciones pueden alcanzar sus objetivos y también obtener una ventaja competitiva .

Muchas organizaciones pueden utilizar la Gestión de Calidad Total para aumentar su eficiencia . La gestión de la calidad total se ha aplicado en la industria manufacturera, la educación, la administración pública y los servicios. Cualquier tipo de organización puede beneficiarse de la gestión de la calidad total y utilizarla para adaptarse a los cambios constantes, mejorar su eficacia y aumentar así la competitividad.

Leave a Comment!