Cambios en los procedimientos documentados dentro de la ISO 9001:2015

La norma ISO 9001:2015 no identifica ningún procedimiento documentado requerido, al menos no como se requería en la versión de 2008 de la norma. La nueva norma se refiere a los requisitos de «información documentada» y en la cláusula 7.5 establece que:

El sistema de gestión de calidad de la organización debe incluir

  1. Información documentada requerida por esta Norma Internacional;
  2. Información documentada determinada por la organización como necesaria para la eficacia del sistema de gestión de la calidad.

A lo largo de la nueva versión de la norma, hay una serie de referencias para que las organizaciones mantengan y conserven la información documentada . Se puede deducir que cuando la norma establece que la organización debe mantener información documentada suficiente para apoyar el funcionamiento de los procesos está implicando la necesidad de procedimientos documentados.

Los procedimientos específicos requeridos para el sistema de gestión de la calidad dependerán de la propia organización. La norma también establece que:

El alcance de la información documentada para un sistema de gestión de la calidad puede diferir de una organización a otra debido a la

  1. Tamaño de la organización y su tipo de actividades, procesos, productos y servicios;
  2. Complejidad de los procesos y sus interacciones;
  3. Competencia de las personas

Cada organización tendrá que identificar qué procedimientos son esenciales para el correcto funcionamiento de sus procesos, a fin de determinar cuáles tendrán que crear. Si una organización no tiene ningún procedimiento documentado, tendrá que demostrar cómo las personas saben lo que tienen que hacer y mostrar pruebas aceptables que apoyen que sus procesos se llevan a cabo eficazmente sin ellos.

Las organizaciones que ya han implementado la norma ISO 9001 no tendrán que tirar a la basura los procedimientos que están en vigor. Si estos procedimientos sirven como una herramienta útil dentro de la organización, deben mantenerse. Sin embargo, la nueva norma ofrece a las organizaciones la oportunidad de examinar de nuevo los procedimientos que forman parte de su sistema de gestión a fin de determinar cuáles añaden valor al sistema y cuáles no.

Las organizaciones que deseen obtener la certificación ISO 9001:2015 deben cumplir todos los requisitos de una norma, incluidos los relativos a la información documentada, y deben poder demostrar que cuentan con todos los procedimientos necesarios.

Leave a Comment!