Adopción de un enfoque de gestión basada en procesos

Uno de los requisitos clave de la ISO 9001:2015 es asegurar que tienes un sistema de gestión basado en procesos. Globalmente las compañías están buscando nuevas estrategias que les den una ventaja competitiva y la adopción de este enfoque es una de las formas más efectivas.

Una de las grandes ventajas que ofrece un sistema de gestión basado en procesos es que puede aplicarse de manera gradual. Es posible comenzar con ciertos procesos o proyectos que sirven de punto de partida para extender gradualmente un sistema de gestión de la calidad a toda la organización.

1.Identificar y secuenciar procesos

En primer lugar, identificar todos los diferentes tipos de procesos que se producen dentro de la organización. Estos procesos pueden ser estratégicos, operacionales o de apoyo. Una vez identificados los procesos, es necesario determinar el impacto que tienen en las organizaciones, de modo que se pueda dar prioridad a los procesos con mayor impacto o valor organizativo.

El siguiente paso es documentar la secuencia de estos procesos para observar los elementos de entrada y salida de cada proceso y la interacción entre ellos. La mejor manera de visualizar toda esta información es a través de una representación gráfica, un mapa de procesos.

2.Describir y documentar los procesos

Describa los diferentes procesos documentando las actividades que los componen y las características clave del proceso. Al comprender claramente el proceso se puede facilitar su gestión y su futura mejora. La documentación del proceso puede presentarse de forma escrita o gráfica, mediante diagramas de flujo que esbocen las relaciones existentes. También se pueden utilizar fichas de proceso cuando se detalla la información necesaria para el control de los procesos.

3.Establecer medidas

Establecer indicadores y controles para determinar cómo son los procesos afectivos. Supervisar los indicadores a lo largo del proceso y documentar los resultados

4.Mejorar los procesos

Analiza los resultados logrados junto con los indicadores del proceso para comprender si el proceso ha logrado de hecho sus propósitos y si es posible mejorarlo.

Leave a Comment!