¿Cómo pueden las empresas que cotizan en bolsa enfocar la prevención del Fraude? Aquí hay algunas razones para considerar el uso de la Nueva Tecnología

 

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta cada empresa exitosa en el mundo empresarial actual es la prevención de actividades fraudulentas cometidas por los empleados. Hace más de una década, se introdujo el cumplimiento de la Ley Sarbanes-Oxley (SOX) que exige que todas las empresas que cotizan en bolsa deben establecer controles y procedimientos internos para la información financiera para reducir la posibilidad de fraude corporativo. Sin embargo, con el aumento de las nuevas tecnologías, ¿es esto suficiente para proteger a las empresas en 2017?

En un estudio reciente realizado por una de las Big4, en promedio, las compañías globales perdieron más del 5% de los ingresos debido a acciones fraudulentas, la mayoría de esto realizado por los empleados actuales. La razón de esto se debió a la falta de controles internos y a la falta de gestión de riesgos. Además, el costo de fortalecer dichos controles internos es una inversión considerable, ya sea para contratar personal nuevo, como auditores internos o profesionales especializados en fraude y auditoría forense. Sin embargo, el costo de tales profesionales es mucho menor que la pérdida de ganancias sufrida por las empresas debido a actividades fraudulentas realizadas por los empleados.

Las empresas también deben enfrentar la costosa carga de implementar nuevo software, como los paquetes de Gobernanza, Riesgo y Cumplimiento. Combine esto con el costo de contratar nuevos talentos en el área de Auditoría de TI para procesar, analizar pruebas y revisar estos controles.

El uso de nuevas tecnologías como la nube ha permitido a las compañías analizar procedimientos de gestión de riesgos que buscan patrones inusuales como frecuencias de acceso, pagos duplicados y división de facturas.
Estas herramientas en la nube automatizan los controles que descubren este tipo de riesgos prevenibles, pero también pueden ayudar a las empresas a desarrollar una hoja de ruta para identificar riesgos estratégicos.
Es vital que las organizaciones continúen desarrollando sus controles internos, inviertan en tecnología y, lo más importante, en profesionales especializados en fraude y auditoría forense para mitigar el creciente número de riesgos prevenibles que a su debido tiempo conduce a mayores márgenes de beneficio.

Leave a Comment!